Category Archives: relatos

Construyendo Muros .

Estaba allí delante, sin poder articular ni un solo músculo de su cuerpo.  Paralizad@ frente a algo que nadie era capaz de ver , un Muro imaginario , transparente y a la vez tan sólido que era imposible de traspasar,

Construyendo Muros .

Estaba allí delante, sin poder articular ni un solo músculo de su cuerpo.  Paralizad@ frente a algo que nadie era capaz de ver , un Muro imaginario , transparente y a la vez tan sólido que era imposible de traspasar,

El libro de la vida.

Hoy quiero dejarte un libro, se llama el libro de la vida, y como podrás ver dentro solo puedes encontrarte páginas en blanco , no hay escrita ni una sola palabra, ni una frase que te indique desde donde puedes

El libro de la vida.

Hoy quiero dejarte un libro, se llama el libro de la vida, y como podrás ver dentro solo puedes encontrarte páginas en blanco , no hay escrita ni una sola palabra, ni una frase que te indique desde donde puedes

Tu voz .

Dime que me quieres decir, estás dentro de mí gritando y mis oídos sangran de tanto escuchar lo que no entiendo. Quiero tener en mi mano el diccionario que traduzca tu lenguaje . Sé que estás desde siempre , a

Tu voz .

Dime que me quieres decir, estás dentro de mí gritando y mis oídos sangran de tanto escuchar lo que no entiendo. Quiero tener en mi mano el diccionario que traduzca tu lenguaje . Sé que estás desde siempre , a

Tras el Antifaz.

Estaba sentada frente al televisor. Su pequeña cabecita apenas se inmutaba ante las imágenes de acción de aquella película donde una heroina luchaba contra viento y marea por zafarse de los malvados.  Aquella hermosa mujer de dentro de la pantalla

Tras el Antifaz.

Estaba sentada frente al televisor. Su pequeña cabecita apenas se inmutaba ante las imágenes de acción de aquella película donde una heroina luchaba contra viento y marea por zafarse de los malvados.  Aquella hermosa mujer de dentro de la pantalla

La puerta de tus miedos.

Toc…toc … Quién es?  Somos tus miedos, por favor déjanos entrar… Titubeó un segundo, solo un segundo , y la puerta se abrió . Entraron todos de golpe, dejó de tener vida propia. Se acomodaron en el sillón más cómodo

La puerta de tus miedos.

Toc…toc … Quién es?  Somos tus miedos, por favor déjanos entrar… Titubeó un segundo, solo un segundo , y la puerta se abrió . Entraron todos de golpe, dejó de tener vida propia. Se acomodaron en el sillón más cómodo

Tic …Tac…despierta!.

Suena el despertador y tú sigues dormid@.Por mucho que su estruendoso timbre golpea tus tímpanos no mueves ni un músculo de tu cuerpo por minúsculo que este sea, hace falta un sonido aún más fuerte que consiga despertar tus sentidos,

Tic …Tac…despierta!.

Suena el despertador y tú sigues dormid@.Por mucho que su estruendoso timbre golpea tus tímpanos no mueves ni un músculo de tu cuerpo por minúsculo que este sea, hace falta un sonido aún más fuerte que consiga despertar tus sentidos,

La Puerta.

Ha pasado el tiempo.  Ahora estás delante de esa gran puerta de nuevo, majestuosa , tan grande que te sientes pequeñ@ frente a ella. Observas con detalle cada forma grabada en su superficie, enormes dibujos , figuras abstractas sin sentido

La Puerta.

Ha pasado el tiempo.  Ahora estás delante de esa gran puerta de nuevo, majestuosa , tan grande que te sientes pequeñ@ frente a ella. Observas con detalle cada forma grabada en su superficie, enormes dibujos , figuras abstractas sin sentido