Estrella del desierto.

Notó sus labios secos, agrietados por el sol y el fuerte viento cálido del Sur. Sus ojos solo podían vislumbrar destellos de luz entre la arena de aquel desierto inmundo en el que se hallaba sin saber ni siquiera él como había llegado allí . Miró a lo lejos y no pudo ver nada, solo como se acercaba de nuevo la misma tormenta de arena que no hacía mucho lo había hecho detenerse , remolinos y remolinos de pequeñas piedras que golpeaban una y otra vez hasta dejarlo exhausto en el suelo, extenuado ante tanta violencia.” Ánimo ..se decía a sí mismo …tú puedes continuar , nada te puede detener, eso que ves a lo lejos solo es una tormenta de arena más , quizás pueda hacer que caigas pero solo será un momento …

Pero su auto motivación no surgió efecto cuando el primer golpe de viento lo azotó con tal fuerza que lo lanzó rodando sobre la abrasadora arena de aquel desierto inmundo . 

Mientras rodaba y rodaba se preguntaba ” ¿Porqué? ” Mil preguntas sin respuesta , condenado a una muerte lenta sin más juicio que su imaginación , sin más espectadores que los escorpiones bajo las piedras, sin más aire que el turbio, sucio y cálido viento cargado de muerte y sinrazón .


¿ Porqué? …fue la última palabra antes de golpearse contra una Roca puntiaguda, como si el destino no hubiera sido lo suficientemente cruel con él, ahora, en su casi desaparición del mundo de los vivos , perdía el conocimiento para ser sepultado por toneladas de arena. 

Llegó la noche . 

La luna brillaba con intensidad iluminando un pequeño montículo que levemente se movía , tiritando del frío , sangrando, aún seguía vivo , después de haber sido vapuleado por los elementos , después de no haber encontrado las respuestas , después de haberlo perdido todo, el destino quería que siguiera y fue el frío el que le recordó de nuevo que aquello no había hecho más que empezar . 

Arrastrándose , como una serpiente pisoteada , buscó algo donde poner la atención , quería vivir, quería ver una estrella, aquella noche poseía muchas de ellas, pero el solo quería una , una que lo diera calor, que le sacara de aquel infierno, que lo llevará en su cola de luz muy lejos … Quizás a otro mundo donde pudiera ser feliz y cumplir sus sueños.

Se sentó sobre la arena , castañeteando los dientes y mirando al cielo. Sus ojos , vidriosos y secos , apenas podían segregar lágrimas, las mismas que su corazón derramaba cada vez que latía . 

Porqué?… Yo no merecía esto … Cerró los ojos y apretó con fuerza los puños , sus mugrientas uñas se clavaron en su carne y apenas salió sangre, no sintió ningún dolor, solo se sintió ignorado por el cielo , condenado a vagar por el desierto sin aquella estrella que nunca quiso escucharlo, o quién sabe , a lo mejor él era esa estrella que había caído a la tierra y no sabia como volver .

Cuentan que en ese desierto , después de la tormenta, siempre aparecen unas pisadas al lado de lo que parecen ser unas alas dibujadas en la arena , quizás pudo volar o tal vez siempre fue un Ángel y aquel era su lugar. 

About elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: