El sonido del vacío.

Como cada mañana se acercaba a sentarse junto a la orilla del río, sobre al pasarela de madera. La encantaba cerrar los ojos y dejarse mecer por el susurro del viento entre las ramas de un color verde intenso, escuchar a los pájaros como revoloteaban escondidos entre las ramas de aquellos árboles recién florecidos por la incipiente Primavera, cargados de pequeños brotes y múltiples insectos que jugaban entre las hojas .

Aquella mañana no era una mañana más, era diferente, no por el hecho de que el clima hubiera cambiado, o que el río estuviera revuelto, la diferencia eran sus ojos, tristes y apagados que habían dejado de reflejar al Sol, cada vez que sus párpados se cerraban se llenaban de lágrimas que retaban al rocío de la mañana acompasado por un suspiro triste, una pequeña melodía en medio de aquel lugar tan hermoso.

Con sus manos acariciaba la superficie rugosa de madera donde estaba sentada, dibujaba palabras que un momento tuvieron sentido para ella, como deseando que se convirtieran en realidad, palabras de deseos envueltos en sueños cumplidos, unos deliciosos caramelos creados por su imaginación que poder saborear con la intensidad de quien desea que se haga realidad.

_MG_2529

De repente una fina y pequeña Libélula se posó sobre un junco del río. Ella la observó y conteniendo las lágrimas que no dejaban de brotar observó como se movía, como se dejaba querer por el viento, aquellas pequeñas alas de colores turquesa reflejaban al Sol, hacían grande y hermoso algo tan insignificante y pequeño, era ver lo que ella deseaba en aquel pequeño Anisóptero …como volar, ser feliz , amar y ser amada, con algo tan simple como el viento y el agua, el Sol y la Luna.

Un golpe de aire hizo que aquel ser alado volara lejos de allí, mientras ella lo veía partir con sus manos intentaba acariciar la nada, aquello que sentía desde dentro sin más , un sentimiento profundo de querer desaparecer y aparecer de nuevo en otro lugar, sin darse cuenta de que ya estaba allí, ese era su sitio, su magia , el hogar de sus sueños que ella había matado hace mucho tiempo, asesinados por sus miedos que como hordas de Bárbaros arrasaban con sus intenciones de amar, sentir, y ser feliz.

Silencio…eso es lo que sintió al final, mientras las nubes lo cubrían todo, por una vez sintió el sonido del vacío , creado por ella dentro de su mundo particular. Dicen que nunca más la vieron sentarse en aquella bonita pasarela, y que los días de tormenta, cuando llueve, en aquellas maderas sobre el río aparecen grabadas aquellas palabras que dibujaba sobre ellas desapareciendo al salir el Sol, quizás fueron deseos cumplidos o tristezas llevadas por el viento.

 

 

About elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: