Nunca truena eternamente…

Los motores del avión comenzaron a rugir. Aquel zumbido le recordaba la última tormenta que pasó en la selva, oculto bajo una vieja tienda de campaña mientras el agua golpeaba en la lona como si fuera el fin del mundo acompañada por los truenos que hacían de la noche un mundo siniestro a la vez que inquietante. Su azarosa vida lo había llevado a conocer mundo y dejar de lado la monotonía y el mirarse en el mismo espejo cada día .

Señor…recline el asiento hacia delante… Comunicó la azafata .


La verdad no podía ajustar más su posición pues no era muy grande el avión , pero al hacerlo se dio cuenta que a su lado iba un anciano de grandes barbas blancas, no se había percatado de su compañero de viaje.

Con una leve sonrisa hizo entender que este caballero tan lleno de canas era de su agrado, y que quién sabe , si en las intensas horas de vuelo que les quedaban podrían hacerse amigos.

Por su mente pasaban mil recuerdos, algunos de llenos de tristeza, otros rodeados de momentos hermosos y alegres, la mezcla de ellos hicieron que sus ojos se cristalizarán a base de lagrimas que apenas podía contener en sus ojos color caramelo.

– Los recuerdos duelen verdad?

La experimentada voz del anciano del asiento de al lado lo devolvió a la realidad, aquella pregunta solo tenía una respuesta :

” SI ” … los recuerdos duelen aún los más bonitos ya que revivimos todo como si fuera el presente y corresponde al pasado, un dolor intenso que te hace sonreír a la vez que llorar, cruce de sentimientos en un mundo donde estos desaparecen por arte de magia.

– Si le duelen es porque aún vive en el pasado amigo…

De nuevo el señor mayor me dice algo que en esta ocasión no puedo contestar. Mi cabeza me duele y no precisamente por el tremendo ruido de los motores de este destartalado avión bimotor . Pienso en lo que me acaba de decir y siempre vuelvo a aquellas preguntas que rondan en mi cabeza…miles de porqués sin respuestas, caminos que dejé de recorrer, personas que perdí en el camino y que me importaban , senderos que por miedo nunca me adentré y que hoy me arrepentía , la frase de mi compañero de asiento me recordaba lo más importante, que debo vivir el presente, al igual que la vida es este el momento más increíble y el que debemos aprovechar , pensar en un futuro lleno y feliz cerrando la puerta a aquellas cosas que nos hicieron dudar o nos causaron algún tipo de dolor.

– Mire mi rostro, cada arruga es una sonrisa, y estoy realmente arrugado…

De nuevo sus palabras me devuelven a la realidad, y con ello la sonrisa, es verdad, sonreír da vida y aquellas arrugas eran fiel reflejo de su experiencia y alegría.

El avión comenzó a moverse violentamente , turbulencias debido a una intensa tormenta.

– Pronto pasará amigo… Nunca truena eternamente…

 

Advertisements

About elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: