Monthly Archives: February 2015

Condenado.

Llovía a cántaros y el agua recorría su cara empapando su barba. Las gotas de lluvia se mezclaban con algunas de las lágrimas que se esforzaban en no dejarse ver, al fin y al cabo, el dolor sale desde el

Condenado.

Llovía a cántaros y el agua recorría su cara empapando su barba. Las gotas de lluvia se mezclaban con algunas de las lágrimas que se esforzaban en no dejarse ver, al fin y al cabo, el dolor sale desde el

El precipicio.

No saltes… Era la frase que golpeaba su cabeza una y otra vez, como un mensaje en estéreo que con grandes altavoces resonaban una y otra vez en su cerebro. ¨No lo hagas¨la orden seguía con ligeras variaciones buscando una

El precipicio.

No saltes… Era la frase que golpeaba su cabeza una y otra vez, como un mensaje en estéreo que con grandes altavoces resonaban una y otra vez en su cerebro. ¨No lo hagas¨la orden seguía con ligeras variaciones buscando una