La canción de Leona Lewis.

La música y canción Happy de Leona Lewis sonaba a través de su IPhone mientras el avión despegaba de aquel gran aeropuerto. En sus ojos las lagrimas empañaban sus brillantes ojos de luna, igual que cuando la tormenta en verano hace caer la lluvia con tanta fuerza sobre el asfalto que el vapor que libera crea un ambiente entre relajado e inquietante.
Un fuerte temblor sacudió el avión, posiblemente una turbulencia, pero ni siquiera se inmutó , solo se limitó a abrir los ojos y dejar escapar dos lagrimas que recorrieron su mejilla y mojaron sus labios.
Aquel sabor salado le recordó el mar.
Empezó a pensar en aquellos momentos en los que la sonrisa era parte de su vida, no había mañana que no cantara, que no saltara de alegría en aquella pequeña casa de la playa, junto a las palmeras.
El mar era su más fiel compañero en las mañanas mientras corría con su perro por la arena, y este se encargaba de borrar sus huellas acariciando con una suave espuma cada pisada y borrando su camino, pero era ese mar su mejor confidente mientras ella dormía plácidamente envuelta en finas sabanas . A veces hablaba con el mar, y le contaba sus historias, sus anhelos, como si este le escuchaba, y le contestaba con el sonido de las rocas.
Cuando volvía a casa un aluvión de besos se posaban como gaviotas sobre su cuerpo mientras en aroma del café embriagaba los sentidos.
Sólo tenían que mirarse a los ojos para saber que no había mundo lo suficientemente grande como para alejarlos para siempre, no, al menos eso pensaban.
Un día anunciaron un gran tifón en aquel lugar. Todos se prepararon para lo peor, los lugareños prepararon refugios y se aprovisionaron de comida y bebida.
Pronto se desató la tormenta, el cielo empezó a verse de colores extraños, rojo, azul, negro, no había un solo color que no estuviera en aquel cielo extraño y lleno de ira, hasta que llegaron los rayos y con ellos el viento, un viento que era capaz de arrastrar hasta los sueños mas profundos.
El la agarro de la mano, pero una enorme rayo cayo muy cerca y salió despedida en mitad de una gran nube de polvo , aire y restos de palmeras, sabanas de colores, y múltiples utensilios que volaban a su alrededor invitándola al mundo de Oz.
Si… Se quedo perplejo mientras apenas podía conectar con aquellos ojos mientras se aferraba a un trozo de farola metálica para no sufrir la misma suerte.
El mar estaba furioso. Sus olas arrastraron todo lo que quedaba que no era mucho. Las rocas ya no susurraban ni daban consejos, estaban furiosas.
Ahora estaba solo , sin más compañía que el latido de su corazón , mientras todo lo que él había amado volaba para siempre en una nube de destrucción y dolor.
La canción de Leona Lewis dio los últimos acordes …
Señor? Le apetece tomar algo?…
Miro a los ojos de la azafata , y comprendió que siempre podría encontrar otros donde poder ver su reflejo.
No gracias… Tomare una sonrisa.

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/8a5/43465371/files/2014/12/img_0130.jpg

Advertisements

About elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: