Tras el espejo de los sueños.

Suave, asi sentía Celia la superficie de aquel espejo en el que cada mañana se miraba al despertarse. Con sus finas manos acariciaba la superficie del mismo deseando entrar en el, imaginando que sentir al otro lado. No la importaba lo mas mínimo su imagen reflejada, era la atracción de aquel reflejo lo que desaba sentir. A veces, se tiraba horas dibujando sobre una hoja de papel escenarios imaginarios para luego reflejarlos en aquel espejo.

Con su mente recorría cada lugar, cada recóndito camino que ella había imaginado. Deseaba que su lapiz fuera mágico, una mezcla que hiciera posible lo imposible. Era hermoso ver como sus ojos azules reflejaban aquellas ilustraciones tan bellas, si te fijabas en su retina, era posible ver antes de que su mano trazara los tramos finales de lo que sería su creación, antes de llevarlo ante el e intentar que este lo traspasara y tomara vida.

Día tras día los papeles se amontonaban frente al espejo. Ella, desnuda sobre aquellos bonitos dibujos, miraba a la vez que acariciaba aquella superficie reflejante, forzando su mente para hacer realidad el sueño de entrar en el. Su mano estaba cansada de tanto dibujar, su cabeza ya no podía estar mas tiempo cuerda encima de sus hombros y su bonito cuerpo quería arroparse entre sus sueños. Deseaba el amor de un abrazo verdadero, sentir el viento sobre su cabello, caminar libre por el camino de sus sueños.

En un afán por seguir despierta, lo único que consiguió fue dormir con su cabeza apoyada en el marco de aquel espejo que tanto observaba.

Una ligera brisa despertó sus sentidos, al mismo tiempo que su piel blanca se erizaba por el frio. Intentó cubrirse con algo, pero lo único que tenía a mano eran sus dibujos. Era una situación extraña, estaba allí, en el mismo lugar,aparentemente..porque algo había cambiado, a su alrededor no había el clásico desorden de su habitación, era como si líneas y líneas atravesaran toda la habitación ,que ahora eran trozos con un agradable parecido a los sueños que Celia plasmaba en sus hojas.

Con sus intensos ojos recorrió aquel sitio. Una tremenda sensación invadió su cuerpo y su mente. Miró a traves del espejo y allí estaban sus dibujos, en blanco, simples hojas sin ninguna ilustración. Miró a su alrededor y vio como aquellos imaginarios dibujos eran parte de su realidad, mientras notaba como ya no se reflejaba en el espejo, porque ahora, ella era parte de el y sus anhelos el alimento que recorrían sus venas.

s%C3%BAbita+mano+pessoa%2Bwonalitxia%C2%A9

 

 

Advertisements

About elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: