Caída libre.

Estaba sentada en el borde de aquel precipicio, desnuda,con la lluvia golpeando en su cuerpo mientras las lágrimas recorrían sus mejillas y el hipo del llanto acompañaba su triste pesar. Observaba desde aquel alto acurrucada con sus piernas sobre su pecho la enorme distancia que existía entre ella y el suelo que se perdía entre las nubes.

Deseaba ser un pájaro para poder extender las alas y volar, despegar de su tristeza, ver al mundo pequeño desde arriba mientras sus alas acarician el aire y las nubes se mezclan con el brillo de sus ojos azules. Imaginaba todo eso mientras un escalofrío recorría su frágil cuerpo, temblando de nervios, preguntándose porque no dejarse caer mientras veía algunas pequeñas piedras como rodaban al vacío al resbalar desde lo alto.

Inspiró profundamente mientras se ponía en pie. Puso sus brazos en cruz y cerró los ojos mientras los agitaba , primero despacio, luego mas deprisa, quería que fueran alas para volar muy lejos. Su pies estaban en el borde, nada frente a ella, solo el espacio infinito mientras la lluvia parecía invitarla a jugar entre las gotas. Quiso gritar, como cuando un gavilán lo hace desde lo alto, y lo hizo tan fuerte que hasta paró de llover al tiempo que saltaba al vacío mientras creía ser un pájaro aleteando con fuerza.

De repente se sintió atrapada, al igual que el ave nota un lazo en sus patas. Aquel hombre que ella no había percibido la había estado observando desde el viejo roble temiendo lo peor. Ahora, en su salto al precipicio se había precipitado sobre ella la la había sujetado de una de sus imaginarias alas.

Colgando de un hilo, el soportaba su poco peso con su brazo fuerte mientras con una sonrisa intentaba explicarla que aun era posible volar sin necesidad de saltar al vacío, aquella sonrisa era suficiente para hacerla entender del error de permanecer prisionera de su propia mente, de ver el mundo a través de unas rejas que solo ella es capaz de abrir. Asintiendo con la cabeza ese hombre invitaba a la joven a desistir de su obcecado pensamiento de arrojarse al vacío, de terminar con todo,intentaba conectar su mente con la suya,decirla que el mundo aun puede ser para ella,que no merece la pena llorar sobre la lluvia pues son lagrimas que se mezclan con el barro y desaparecen en el tiempo..

Ella lo miraba suspendida mientras su mano se dejaba agarrar por la de el, pero no sonreía, solo lo miraba. Por un momento intentó comprender, pero pudo mas su afán de volar en caída libre. Aquel hombre intentó desesperadamente hacerla volver, enseñarla a batir sus alas entre la gente pues veía en ella un ángel que había olvidado que lo era, y ahora  su cuerpo blanco y débil se perdía entre las nubes para no regresar jamas , mientras el miraba su mano, aquella que se había aferrado a ella y no había podido conseguir que lo abrazara ,era como un eslabón en una cadena rota.

Allí se quedó sentado en el borde, como esperando que apareciera volando sobre sus alas mientras la niebla lo envolvía para decirle que no esperara mas pues no volvería de aquel vacío del que la intentó salvar. A veces el mundo no comprende la energía que nos rodea, y lo intenta aplacar con odio e indiferencia haciendo pequeñas las cosas y las personas que son grandes, en especial, los corazones que son libres y laten al unisono de la orquesta de la vida, por eso ,a veces, aparecen señales que hacen que puedas volar,soñar,creer en ti y ser feliz y si las ves, no las debes dejar escapar!!

yama10

Advertisements

About elbauldeguardian

Adventure, Passion and live!!..

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: